¿Cuál será el eje de la política educativa después de las elecciones?

Pasaron las dos instancias del debate por las elecciones presidenciales del próximo 27 de octubre y pudimos escuchar las propuestas generales de cada candidato en cuanto a la política educativa. Todos expresaron que la Educación es una de las bases para salir de la pobreza, pero dejaron en claro sus diferencias de enfoque.

“Le voy a prestar mucha atención a la educación porque creo que ahí está el futuro. Igual que a la ciencia y a la tecnología. Vamos a trabajar para que todos nos eduquemos”, dijo Alberto Fernández (Frente de Tod@s) durante el debate del 13 de octubre pasado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

Su propuesta, según explica en la plataforma de campaña, se basa en “revertir el deterioro presupuestario de la inversión educativa y sus niveles escandalosos de sub-ejecución, especialmente en el desarrollo de infraestructura educativa en todos los niveles”, y fortalecer los consejos consultivos con representación académica, gremial y política previstos en la Ley de Educación Nacional. Deja clara también su postura más global: las políticas educativas deben articularse intersectorialmente con el conjunto de las políticas públicas.

Con relación a la educación obligatoria, asegura que ordenarán todas las políticas en torno a dos propósitos fundamentales: la universalización de todos los niveles obligatorios, “ampliados gracias a leyes nacionales todavía incumplidas”, y el mejoramiento de la calidad educativa para todos los actores de proceso. También exigirá fortalecer la coordinación de políticas educativas nacionales, “que se han visto seriamente debilitadas en los últimos años”, como el Instituto Nacional de Formación Docente (INFoD), el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), el Consejo de Universidades y el propio Consejo Federal de Educación.

El primer debate presidencial será el 13 de octubre y el segundo una semana después.

Foto: Página 12

Por su parte, el presidente Mauricio Macri, y candidato de Juntos por el Cambio, volvió a poner énfasis en la tecnología como eje del desarrollo educativo. “Estamos frente a la mayor revolución tecnológica y científica de la historia. Esto tiene fuerte impacto en la educación. Ya no alcanza con leer y escribir. Necesitamos robótica, programación, trabajo en equipo, idioma”, remarcó. Y agregó: “Pusimos robótica y programación desde jardín de infantes. Les damos las herramientas para acceder a los trabajos del futuro. Queremos llevar inglés desde jardín de infantes, a distancia, y para eso necesitamos internet en todas las escuelas”.

Su propuesta incluye, como segundo eje, ofrecer inglés desde jardín de infantes a todos l@s alumn@s de escuelas estatales del país, con sistemas de videoconferencias en las que participarán docentes con conocimientos avanzados en el idioma, además de la asistencia presencial del docente del aula.

En el debate puso, además, énfasis en la importancia de las pruebas Aprender para tener una base de dónde comenzar a generar cambios para “revertir la situación” de bajo aprendizaje de l@s niñ@s.

Roberto Lavagna (Consenso Federal) coincide con Fernández en cuanto a la importancia de jerarquizar la profesión docente, la educación inicial, y la universalización de la enseñanza primaria. Propone, además, la generalización del doble turno escolar, la concreción de la obligatoriedad de la escuela secundaria, y la articulación de las universidades con los institutos de enseñanza con el mundo productivo, “teniendo en cuenta las distintas realidades regionales”. Coincide también con Fernández en otorgarle un “rol decisivo a las organizaciones sindicales como nuevos actores del sistema educativo”.

En el debate no se explayó y apenas dijo: “Nuestra propuesta es retomar el sistema en un esquema de cooperación con las provincias”.

Resultado de imagen para debate presidencial 2019

Nicolás del Caño (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) propone en este sentido una educación nacional, única, estatal, pública, gratuita y laica, sin subsidios para la educación privada y sin injerencia religiosa en el ámbito académico.

Fue el más enfático durante el debate: “Más del 53% de nuestros niños y niñas son pobres en Argentina y van a la escuela muchas veces con hambre. No tienen cómo calefaccionarse. Para nosotros el Estado nacional se tiene que hacer cargo de garantizar los salarios de los trabajadores, de la infraestructura, de proveer los recursos tecnológicos. O pagamos la deuda externa o garantizamos la educación y la salud”.

José Luis Espert (Unite por la Libertad y la Dignidad) asegura que establecerá un modelo educativo exigente pero al mismo tiempo flexible dónde se proponga un aprendizaje basado en la experiencia (modelo Finlandès) con múltiples actividades extracurriculares.

Su idea es también relanzar escuelas técnicas para los chicos que no deseen continuar con estudios universitarios. Y en cuanto al nivel superior, dijo: “Hay que conectar más aquel que usa el servicio educativo con aquel que lo paga. Por lo tanto nuestra propuesta será arancelar la universidad pública y con ese fondo generar becas para los chicos con mejores notas de menos recursos. Y restablecer el examen de ingreso para que realmente estudien quienes están dispuestos a dar todo por un título universitario”.

Y lejos de apoyar los reclamos salariales, propone declarar la educación como servicio público, básico y esencial para limitar el derecho de huelga. “Vamos a revisar el estatuto docente para ver temas como licencias y ausentismo. Basta de paros Baradel”, pidió durante el debate.

Juan José Gómez Centurión (Frente NOS), como todos, declara que la educación será una de las prioridades desde el Estado con aumento de presupuesto y la revalorización del papel del docente en la sociedad. Promueve el ingreso temprano a clases (desde los tres años), prioriza la educación cívica y la universalización de la jornada escolar extendida. Al igual que Espert, aspira a expandir la oferta de escuelas técnicas y rechazo las medidas de fuerza sindicales para lo cual tomaría nuevas medidas.

En cuanto a la educación sexual, propone la eliminación de la ideología de género en la enseñanza de educación sexual integral (aspectos efectivos, éticos y morales). “Estamos de acuerdo con la educación sexual en las escuelas pero está claro que el modelo actual no funcionó”, sostuvo en el debate

El Constructivismo

«El conocimiento atraviesa todos los actos humanos», dice Mario Carretero en la entrevista que les dejamos.

Considerar al conocimiento y al aprendizaje como construcción y no como copia de la realidad.

Reconocer la construcción como un proceso dialogado. Interacción, dimensión social y diálogo interiorizado son ejes que considera Mario Carretero en esta entrevista.

Te invitamos a escucharla y dejar tu reflexión.

 

 

Los candidatos a presidente presentaron sus propuestas sobre Educación

A pocos días del primer debate presidencial, cinco de los seis candidatos presentaron sus planes para educación en caso de ser electos. Mauricio Macri, Roberto Lavagna, José Luis Espert y Juan José Gómez Centurión ya lo habían hecho la semana pasada y en los últimos días Nicolás Del Caño sumó su propuesta. El único que todavía no presentó un programa es Alberto Fernández.

Desde el Frente de Todos, explicaron que prefieren tener certezas sobre la economía que van a encontrar para poder definir políticas educativas, que sin ello sería una “irresponsabilidad”.

Los otros cinco candidatos respondieron a una iniciativa del Observatorio Argentinos por la Educación, que contó con el respaldo de 35 expertos en la materia y una buena cantidad de ONGs. En concreto, se les pedía a los espacios políticos que presentaran sus propuestas, con indicadores medibles y que se comprometieran a rendir cuentas una vez por año de los avances y dificultades que hubieran encontrado.

Macri, Lavagna, Espert, Gómez Centurión y Del Caño cumplieron en parte con la iniciativa. En todos los casos, se trata de propuestas sin precisiones sobre los recursos que se necesitan para cumplirlas, con enunciados vacíos e incluso lagunas profundas en temas cruciales, sin indicadores que posibiliten un seguimiento. No se precisa cuánto mejorarían, por ejemplo, los aprendizajes, o a cuánto buscan llevar la tasa de egreso del secundario o qué cobertura se espera alcanzar en el nivel inicial.

Los planes omiten cuestiones importantes (NA)

«Es positivo que la mayoría de los candidatos hayan presentado públicamente sus propuestas educativas. Es la primera vez que ocurre y es un paso adelante. Sin embargo, es poco lo que dicen sobre los modos en los que van a aplicar las propuestas, y cuáles son los mecanismos de consenso para llevarlas adelante desde un gobierno nacional del que no depende ninguna escuela. Incluso, algunas propuestas van en contra de leyes nacionales vigentes”, consideró Mariano Narodowski, profesor de la Universidad Torcuato Di Tella.

Por su parte, Gustavo Zorzoli, ex rector del Colegio Nacional de Buenos Aires, señaló: “Del análisis integral de las propuestas, surge la falta de lineamientos para la transformación de la escuela secundaria que se visualiza como imprescindible. En su mayoría se plantean cuestiones que no hacen a la modificación de los elementos nodales del nivel, como son el régimen académico, el currículum y el sistema de convivencia”.

Claudia Romero, directora del área de Educación de Di Tella, consideró: “En general, los planes son pobres. No aportan diagnósticos de los problemas ni cursos de acción fundamentados. Y ninguno de los planes da cuenta de un proyecto más amplio del que forma parte. La educación no es un asunto estrictamente técnico ni sólo político y todo plan de educación debería inscribirse en una idea de país deseable y posible que dé sentido a las decisiones en materia educativa”.

Un nuevo informe del Observatorio analizó las cinco propuestas, registró sus similitudes y diferencias respecto a distintas dimensiones. Una de ellas fue la política docente. Allí Lavagna insiste en una mayor influencia del Estado Nacional, que garantice “un salario mínimo en todo el país” y propone crear una carrera de directores. Espert es categórico: pide declarar la educación como derecho esencial y prohibir la huelga docente. Macri propone continuar con el Plan Nacional de Formación Docente. Gómez Centurión habla de universalizar el régimen de profesor por cargo. Mientras que Del Caño plantea crear “todos los cargos necesarios para que funcione la escuela pública”.

En el plano de la evaluación, las propuestas también difieren. Consenso Federal y Frente Despertar proponen la creación de organismos especializados que realicen la evaluación del sistema educativo. Juntos por el Cambio no dice eso, pero sí busca continuar con las pruebas Aprender y Enseñar. Frente Nos menciona los resultados logrados como un aspecto importante, aunque no aclara qué política llevará a cabo. Y el FIT-Unidad propone que sea la comunidad educativa la que esté a cargo de la evaluación.

En lo relativo a financiamiento, el programa de Juntos por el Cambio no hace alusión. Lavagna hace referencia a cumplir la Ley de Educación Nacional, que establece la inversión educativa en un 6% del PBI. Espert dice que va a crear un Instituto de Financiamiento Educativo para transferir montos a la escuelas en base al número de sus alumnos. Gómez Centurión solo señala “priorizar la educación en el presupuesto nacional” y Del Caño dice que la inversión debería ser del 10% del PBI y que quitará subsidios a la educación privada.

Desde el nivel inicial hasta el nivel superior, estas son las propuestas de los candidatos:

Jardín de infantes

Lavagna: Revisar financiamiento e infraestructura.

Espert: Crear régimen estatutario para formación de instituciones escolares privadas independientes, que en realidad correría para los tres niveles.

Macri: Sin menciones.

Gómez Centurión: Incrementar la cantidad de centros públicos y privados subvencionados para menores de tres años.

Del Caño: Universalizar educación inicial desde los 45 días y obligatoriedad desde los 3 años.

Primaria

Lavagna: Impulsar la expansión de las escuelas de jornada extendida hasta seis horas en el 50% de las establecimientos del país para el 2030.

Espert: Además del régimen estatutario para escuelas privadas, imponer que sea necesario aprobar un examen estandarizado una vez que se termina el nivel.

Macri: Incorporar la “nueva forma” de enseñar matemática en el 100% de las escuelas.

Gómez Centurión: Buscar la “excelencia de la educación pública” e impulsar la universalización de la jornada extendida.

Del Caño: Quitar subsidios a la educación privada en forma progresiva. Implementar doble jornada en todas las escuelas.

Secundaria

Lavagna: Incrementar la formación técnico-profesional. Impulsar la vinculación con el mundo del trabajo.

Espert: Impulsar trayectos técnicos diferenciados, asimilando prácticas de países exitosos como Alemania. Aprobación del nivel en base a examen estandarizado.

Macri: Implementar la política Secundaria 2030 en el 100% de las escuelas del nivel. Mejorar los indicadores de terminalidad educativa.

Gómez Centurión: Impulsar la expansión de la oferta de educación técnico profesional como respuesta a la necesidad de otorgar a los alumnos un oficio para el inicio de su actividad laboral.

Del Caño: Pasantías educativas regidas por convenio. Crear centros de estudiantes en todas las escuelas.

Universidad

Lavagna: Sin menciones.

Espert: Crear un Instituto Nacional de Becas de acuerdo a prioridades de carreras (mayor cantidad y becas de mayor valor en educación y medicina; nivel intermedio para ciencias duras y nivel bajo para ciencias sociales). Este sistema de becas, de manera gradual, reemplazaría a la gratuidad universitaria. Las universidades públicas tendrán que arancelar la enseñanza y reestructurar la oferta académica para adecuarse a la demanda del alumnado.

Macri: Implementar un sistema de créditos para aumentar la tasa de graduación. Profundizar la planificación estratégica del nivel superior de acuerdo a las demandas productivas regionales. Ayer anunció que centrará las Becas Progresar en las carreras prioritarias como ingeniería o enfermería y quitará el resto de las líneas.

Gómez Centurión: expandir la oferta de educación técnico profesional.

Del Caño: Sin menciones.

Fuente: diario Infobae

Google y Microsoft se (entro)meten en la educación

Por Bárbara Panico y Esteban Magnani

Si se argumentara que McDonalds es un buen proveedor para los comedores escolares porque su servicio es simple y conocido, las quejas no se demorarían gracias a la concientización previa sobre qué es una dieta sana. Sin embargo, cuando las corporaciones entran en las aulas las alarmas no se encienden.

or eso, es una buena señal lo ocurrido en Cataluña. Allí la suite “educativa” de Google es resistida por familias asesoradas por la ONG Xnet. Las preocupaciones: en primer lugar, que los datos alojados en servidores extranjeros permiten una radiografía de la evolución de los pequeños catalanes, información clave para influir en sus gustos e intereses (pensemos en Cambridge Analytica). Por otro lado, los usuarios tienden a utilizar herramientas que ya conocen, por tanto es probable que las prioricen en adelante. Por último, y no menor, la plataforma educativa de Google no fue pensada para enseñar: su versatilidad y su potencia pedagógica son limitadas comparándolas con plataformas como Moodle, de software libre, diseñada por una comunidad internacional con el objetivo de (¡sorpresa!) potenciar la educación.

Cataluña no está sola: en Uruguay el plan Ceibal se asoció en 2007 con Google pese a las resistencias de algunas organizaciones. En Argentina se buscó una alternativa al lanzar las PC del plan Conectar Igualdad: traían Windows y Huayra, versión de GNU/Linux diseñada para las aulas; en cambio las últimas PC del Plan Sarmiento entregadas en CABA usan solo Windows 10 de Microsoft, un sistema operativo que recolecta datos como modelo de negocios y en las que no se evitó que cámara y micrófono vinieran compartidos. A su vez, en las escuelas de CABA se exige el uso de la plataforma privativa Edmodo y se la promueve, entre otras cosas, por su parecido a la «amigable» red social Facebook.

Es un desperdicio que las escuelas trabajen con herramientas que priorizan lo conocido y sencillo por sobre el potencial pedagógico. La diferencia es sustancial: mientras Moodle permite crear escenarios de aprendizaje enriquecidos, los otros entornos consienten la mera incorporación de Internet en la interacción educativa, sea en forma de red social, sea combinando los servicios de Google. Cuesta creer que sigamos eligiendo plataformas enlatadas para las instituciones, entornos pensados por unos pocos expertos alejados de nuestras aulas, con una gratuidad condicionada por el uso de los datos. Apartándonos de la idea de que lo simple es mejor, quedan solo ventajas en la elección de un entorno como Moodle: hecho entre pares para fomentar el trabajo entre pares; con herramientas que en su estructura dan lugar a la colaboración como construcción colectiva (por ejemplo, el glosario colaborativo); de libre descarga y código abierto con eje en la pedagogía y en evitar rastrear información vital que dejan niños y niñas a lo largo de su desarrollo.

Gracias a Julian Assange, Edward Snowden y otros hemos perdido la ingenuidad frente al tecno-paraíso prometido, ahora sembrado de noticias falsas, manipulación, grietas y sobre-estimulación para captar atención y datos. La educación cuenta con presupuestos tentadores para estas empresas que buscan captar a los clientes del futuro. Los catalanes lo comprendieron. Esperemos que los responsables de la educación en Argentina y el resto del mundo también lo hagan.

*Esteban Magnani es licenciado en Comunicación, periodista y docente UBA y UNRaf

*Bárbara Panico licenciada en Comunicación, tecnóloga educativa UNAHUR y UNSAM

 

 

 

 

Fuente: diario Página 12

GASTÓN RATÓN Y GASTONCITO

Autora: Nora Hilb

Editorial AZ

Recomendamos esta serie!!!!!

Porque:

  • Es pura ternura
  • Está escrito en mayúscula
  • Los chicos y las chicas  pueden leerlo solos/as
  • Es sencillo de comprender
  • Es placentero
  • Tiene animales como protagonistas
  • Tiene tapa dura

Y además………

Tenés un código QR que te lleva a la narración de la historia por la misma autora.

 

¿Quiénes son los normales en la escuela? ¿Qué es la normalidad?

Te dejamos un link para que puedas escuchar algunas ideas respecto de la «normalidad» en las instituciones escolares.

 

https://www.amdelplata.com/segmentos/57ebfbd7d04f9a18022988c2/-quienes-son-los-normales-en-una-escuela–por–claudia-rosales