Vuelven a tener prioridad los libros con el Plan Nacional de Lecturas

Dos días antes de terminar el 2019, el ministro de Educación Nicolás Trotta, junto al presidente Alberto Fernández, presentó la vuelta del Plan Nacional de Lecturas, que apunta a alcanzar a 10 millones de niñ@s y adolescentes de nivel primario y secundario de todo el país.

“Este Plan busca volver a poner un libro en la mano de los chicos, volver a hacer que sus padres les cuenten los mejores cuentos y volver a entender lo valioso de la lectura y del que escribe”, celebró Alberto Fernández el regreso del programa que tiene como objetivo fortalecer el trabajo de docentes y bibliotecari@s.

“Nos comprometemos a recuperar la tradición de la lectura y promover el conocimiento abierto. Porque leer es un derecho y buscamos hacerlo efectivo”, anunció Trotta. Según el nuevo ministro, el objetivo es “llegar a las familias para que las lecturas vuelvan a ser parte de las experiencias cotidianas en los hogares”.

El 70% de l@s niñ@s en situación de vulnerabilidad en Argentina no tiene acceso a ningún tipo de libro. Y si no fuera por organizaciones sociales o a través de la escuela, nunca llegarían los libros a sus casas, quitándoles la posibilidad no sólo de aprender a leer sino también de desarrollarse plenamente con la integralidad que aporta la lectura.

El programa, a cargo de Natalia Porta López (Directora de la Fundación Mempo Giardinelli desde 1999), se propone “garantizar 180 lecturas posibles para los 180 días de clase”. Para tal fin se pondrá en marcha la reedición de la colección “Leer por leer”, destinada a escuelas secundarias y de adultos, y se producirá una nueva serie de antologías para cada año de la escuela primaria, tomando como prioridad escritos argentinos y latinoamericanos.

«Necesitamos recuperar la enseñanza de la lectura literaria, saber que la lectura se puede enseñar y que el placer que se produce no es el placer del espectáculo, es otro. Es el placer del hecho artístico, estético, el que uno siente cuando logra comprender algo», aseguró Porta López.

Cómo funcionará el plan

Habrá un Consejo Asesor -conformado por rectores, referentes literarios, editoriales y representantes de la comunidad educativa de las 24 jurisdicciones del país- que será el encargado de definir los acuerdos en torno a las colecciones, los textos y las obras que formen parte del Plan.

El Plan incluirá un concurso federal del que podrán participar estudiantes de todos los niveles. Se llamará “Yo sueño, yo escribo” y culminará con la publicación de una selección de cuentos y poemas.

El programa contará además con una campaña de difusión en los medios de comunicación, bautizada “Una que leamos todos”, que tendrá como objetivo promover propuestas para leer en familia.

Se realizará también una Encuesta Nacional de Lectura para tener información sobre los hábitos de lectura, se capacitará a docentes y bibliotecari@s.

El Plan se propone, además, reactivar la industria editorial argentina, tarea difícil en tiempos de pantallas y libros digitales.

Ee utilizará presupuesto del sistema de medios para reactivar el programa. para el que se invertirán unos 400 millones de pesos en el primer semestre de 2020