5to año, entre Covid y burbujas

 

Bueno en cuanto al emocional, el hecho de haber concurrido tantos años en el colegio, viendo a mis compañeros y amigos todos los días y compartiendo tiempo con ellos, y luego con el tema del COVID esto se cortase fue algo duro para todos. Ya habíamos organizado todo un año lleno de lindas experiencias como el viaje de egresados, la fiesta, entre otras cosas, que hoy en día estas ilusiones cayeron y quedaron en nuestra ilusión. Fue como un baldazo de agua fría.

Por suerte en nuestro caso particular tuvimos la oportunidad de (en el primer día de colegio, en marzo) haber hecho el UPD (Ultimo Primer Día), que es el único recuerdo que nos estaríamos llevando de este año.

En cuanto a los profesores siempre se mantuvieron en contacto con nosotros y nos acompañaron y apoyaron bastante. Hubo bastante comprensión y compasión de su lado, más que nada por el hecho de que somos quinto año y se nos cierra una etapa sin habernos despedido o llevado con nosotros esas últimas experiencias que teníamos planeado vivir en esta etapa.

Mantener los vínculos en cuarentena, y la escolaridad en sí se nos hizo difícil también. Las motivaciones muchos de nosotros no las encontramos o simplemente no teníamos esas ganas de seguir conectados con el colegio de esta forma.

En mi caso particular noté que, al pasar los días, se iban conectando cada vez menos personas a las clases, lo que se hacía ver esa des motivación por parte de la mayoría.

En cuanto a los vínculos sociales muchos se perdieron al no vernos todos los días como solíamos hacer antes (en el colegio), pero tratamos de seguir conectados por las redes sociales y de vez en cuando salimos al aire libre para pasar un rato todos juntos.

En conclusión, creo que los jóvenes somos un grupo social los cuales peor la estamos pasando a nivel social y no se está teniendo mucho en cuenta eso. Las salidas constantes los fines de semana, las charlas en el colegio con nuestros amigos, las fiestas de egresados, los actos, etc, fueron quedando únicamente como recuerdos o como algo muy lejano. Y el colegio, era eso que ayudaba que la mayoría de estas cosas nombradas, se cumplan, más que nada por la unión de los vínculos ya que era algo habitual para nosotros/as.

Y un día volvimos…

La experiencia fue rara por el hecho que volvimos de a grupos de a 9 personas y pude ver a pocos de mis compañeros. También el colegio estaba muy vacío. Pero, para mí en particular fue lindo el hecho de volver a pisar el colegio, el cual concurrí durante muchos años y pensé que no iba a volver más. Cumplieron mucho todos los protocolos, por lo que nos sentimos seguros. Realizamos algunos juegos y hablamos un poco de todo el año y de nuestro futuro con respecto a la facultad.

En sí nos dividieron en 3 “burbujas” de a nueve personas y nos toca a todos horarios y días distintos para no cruzarnos y mantener esa distancia.

Pero bueno lo disfruté bastante porque le pude dar uso a la camisa y buzo de egresados y a su vez me reencontré con algunas compañeras y ver el colegio mínimamente por última vez en este último tiempo que nos queda de clase.

Fútbol y tecnología de la mano: Potrero Digital ofrece talleres de informática en Estudiantes de la Plata

El primer Potrero Digital y su escuela de oficios digitales abrió sus puertas dentro del club Estudiantes de La Plata a comienzos de septiembre y ya cuenta con 150 jóvenes que cursan Programación Web y Marketing Digital, y 400 chicos de 7 a 1 4 años que, cada sábado, participan de los talleres de programación de Videojuegos y Robótica en Picadito Digital.

Con un equipo de más de 10 docentes, Potrero Estudiantes comenzó los cursos virtuales gratuitos de programación web y marketing digitalLos alumnos también comenzaron a cursar Habilidades Socioemocionales e Inglés Digital, ambas materias comunes a las dos especializaciones.

Es parte de la iniciativa Estudiantes Innova que lanzó el club, un espacio para la integración del deporte, educación, tecnología y responsabilidad social, en alianza con Fundación Compromiso y Fundación Itaú.

Asimismo, y con la finalidad de fomentar el uso responsable de la tecnología, los más de 400 chicos de entre 7 y 14 años que cada sábado asisten a Picadito Digital, participan, junto a sus familias, de un ciclo de charlas tituladas “Cómo cuidarse en Internet” dictadas por especialistas de la organización Argentina Cibersegura.

Las charlas relacionadas con temas de ciberseguridad para familiarizar a los alumnos en temas vinculados a privacidad, vínculos y violencia se llevarán a cabo el 24 de septiembre y el 5 de octubreLa transmisión se realizó por el canal oficial de Estudiantes de La Plata en YouTube, por lo que quedó abierta a toda la comunidad.

Desde que comenzó Potrero Digital en Estudiantes de La Plata vemos día a día el entusiasmo y la predisposición de los chicos en cada clase y es una gran satisfacción ver la respuesta positiva que tienen estos incentivos en ellos, que hacen que se puedan plantear nuevos objetivos que antes les resultaban lejanos” afirmó Sebastián Verón, Presidente de Estudiantes de La Plata. Y agregó: “Es un orgullo para el club tener la posibilidad de sumarnos a esta iniciativa que abre puertas y brinda oportunidades para lograr que los jóvenes se formen y sean dueños de su propio futuro” 

Entrevistamos a Juan Jose Bertamoni, Director de Potrero Digital

¿Cómo y cuándo surgió la idea de Potrero Digital?

En 2018, Fundación Compromiso, Cooperativa La Juanita, y la productora MundoLoco (de Juan Campanella y Gastón Gorali), crearon Potrero Digital como un nuevo concepto educativo que brinda formación digital para poder lograr empleabilidad.

El primer Potrero nació en Laferrere, Partido de La Matanza, de la mano de Cooperativa La Juanita y gracias a un aporte inicial del Fondo Nacional de las Artes. Allí se construyó un espacio para que 40 alumnos por turno pudieran capacitarse en Programación, Marketing Digital, Comercio Electrónico, Inglés Digital y Habilidades Socioemocionales.

El segundo Potrero se inauguró en Morón, un año más tarde, de la mano de la Sociedad de Fomento Federal del Oeste. Como primer acercamiento a la comunidad, convocó a chicos entre 7 y 14 años para que se sumaran a Picadito Digital, un laboratorio de Programación Inicial de Videojuegos y Robótica. De esa forma, los chicos y sus familias pudieron familiarizarse con la escuela y sus especializaciones.

En 2020, COVID-19 aceleró el camino y Potrero Digital reconvirtió su propuesta pedagógica en 100% virtual a través plataformas tecnológicas. La pandemia aceleró un objetivo que Fundación Compromiso se había propuesto y que permitió que Potrero Digital creciera y se expandiera.

¿Cuáles fueron hasta ahora las experiencias y resultados?

Más de 3.000 alumnos (el 62% son mujeres) han participado de los cursos en oficios digitales de Potrero Digital dictados por 35 docentes en estos 2 años. De estos estudiantes, 1.300 fueron certificados y 500 están trabajando gracias a los conocimientos adquiridos.

El alcance de Potrero Digital llega a 35 puntos del país, 2 escuelas internacionales en Uruguay y Brasil y experiencias pilotos en Chile y México.

¿Con qué población trabajan y cómo se enfrentan en pandemia con la falta de conectividad?

Potrero Digital tiene como objetivo acercar capacitaciones en oficios digitales a jóvenes mayores de 16 años con escasas oportunidades para lograr su integración social y su incorporación al mercado laboral a través de la tecnología, provocando un cambio cultural en las comunidades.

Hoy ha logrado transformarse en aquella red de capacitación digital que quería ser, con alumnos distribuidos a lo largo y ancho del país. La pandemia acercó a muchísima gente gracias a la virtualidad de nuestros cursos, pero también porque la cuarentena dejó a mucha gente con empleos informales sin trabajo y con la necesidad de formarse y prepararse para un escenario laboral donde la tecnología se vuelve una herramienta excluyente.

Frente al contexto de aislamiento social por la pandemia actual, para nosotros es clave poder contribuir con un elemento vital para la sociedad como lo es la educación.

En este contexto, se vuelve más necesaria que nunca la alianza entre organizaciones y empresas con un objetivo común enfocado en las próximas generaciones y su posibilidad de desenvolverse en el mundo. Trabajamos para brindar a los jóvenes nuevas experiencias, expandir sus conocimientos y facilitarles las herramientas digitales claves para desarrollarse a nivel laboral.

¿Cómo surgió la idea de hacerlo con Estudiantes de la Plata?

Estudiantes de La Plata representa un hito para Potrero Digital: es la primera escuela de oficios digitales dentro de un club de fútbol. En el marco del programa Estudiantes Innova, se generó la alianza con Fundación Compromiso para ofrecer a su comunidad la posibilidad de ser parte de una escuela de oficios digitales que busca la inclusión social a través de la tecnología.

 ¿Quiénes son los docentes? ¿Lanzan convocatorias para sumar nuevos docentes a los cursos?

Los cursos son dictados por profesionales formados por las empresas más reconocidas en sus áreas de expertise (Digital House, Icana, Escuela Da Vinci, Google). Ofrecen a los alumnos una certificación que, en poco tiempo, los habilita a insertarse en el mundo laboral, ya sea a través de una empresa o impulsando un emprendimiento propio.

También contamos con un Programa de Formación de Formadores en 5 tramos técnicos. Los alumnos egresados de Potrero Digital se convierten en docentes y facilitadores.

¿Qué respuesta hubo hasta ahora de parte de los chicos?

La respuesta de los alumnos es fantástica. Potrero Digital ha logrado consolidar una mística, una identidad propia en la que se destaca el compromiso, la solidaridad, el compañerismo entre los alumnos, aún en contexto de pandemia y siendo el modelo 100% virtual. La verdad es que nos sorprende el nivel de interacción y de enriquecimiento mutuo que se genera en cada trayecto. Eso es algo muy notable que día a día nos sorprende y nos estimula.

A modo de anécdota puedo contar que hace dos semanas hicimos nuestra reunión informativa para sumar nuevos alumnos al Potrero exclusivo de la ciudad de Mendoza, que llevamos adelante en alianza con el municipio Mendoza Ciudad, el Banco Supervielle y dos organizaciones sociales (La Favorita y El Arca). En dicho encuentro y de manera espontánea, sin que nosotros supiéramos, los alumnos que egresaron del primer cuatrimestre ingresaron a la reunión para recomendar a los ingresantes los cursos de Potrero Digital. Allí, destacaban el compromiso de los docentes, el apoyo permanente, la respuesta, la tutoría, el seguimiento, la entrega de equipamiento para aquellos que no lo tuvieran para poder cursar, etc. Fue una grata sorpresa para nosotros y un reconocimiento.

¿Pueden ampliar un poco más sobre los contenidos?

Potrero Digital consta de los siguientes programas de capacitación, que buscan aprovechar las oportunidades comerciales emergentes:

  • Soporte de tecnología. Desarrollado en alianza con Cisco NetAcademy.
  • Marketing Digital. Desarrollado en alianza con Google Argentina.
  • Comercio Electrónico. Desarrollado en alianza con Mercado Libre.
  • Programación. Desarrollado en alianza con Digital House.

Cada curso incluye las siguientes materias obligatorias:

  • Especialización técnica
  • Habilidades Socioemocionales
  • Emprendedurismo con JP Morgan
  • Inglés Digital con Icana y British Council