¿Que era lo que más te gustaba hacer en la escuela?

Cada escuela es un mundo. Y cada persona vive su paso por la escuela de manera especial. Sin embargo, hay cosas que se repiten para much@s, como descubrimos en los recuerdos de quienes fueron alumn@s hace ya muchos años. Las épocas cambian y también los juegos, las prohibiciones y libertades, lo que “se debe” y lo que se “espera”. La manera de enseñar puede cambiar o no, pero está claro que si l@s docentes entusiasman a los chic@s, esa materia o taller quedará en el recuerdo para siempre y dejará huella en nuestra vida adulta de manera positiva.

A partir de la Pregunta del Mes que hace Claudia Rosales en su página, decidimos armar una nota sobre La Voz de l@s Pibes que fueron estudiantes. La pregunta de agosto es: ¿QUÉ ERA LO QUE MÁS TE GUSTABA HACER EN LA ESCUELA? Por supuesto ganó el recreo, y los juegos que se usaban antes, pero también otras cosas que nos sorprendieron y que nos parece interesante recuperar. Lo que sigue es la conversación que se generó.

Susana Isabel Alfonsin En clase dibujar. En el recreo correr. Ambas cosas PROHIBIDAS!!!!
Claudia Rosales Cuántas cosas prohibidas en la escuela, ¿no?
Susana Isabel Alfonsin Todo lo que nos gustaba, hasta reír, estaba prohibido

Uma Vne El recreo

Silvita Ber No me gustaba faltar a clases, salvo los dias de lluvia. En los festejos,
cantar

Charls Mary Jugar…
Claudia Rosales a qué?
Charls Mary iba a colegio estatal mixto, o sea a algo con niñas y niños-

Maria Giron Dibujar no estaba prohibido! Y en mi época en los recreos sí se podía correr. Ahora no se deja correr por seguridad, y porque los padres, si se caen en la escuela, generalmente hacen un escándalo. A mí lo que me gustaba era no faltar.

Desde Adentro En la primaria el recreo con mi amiga Maricel

Adela Luna Jugar!! Y ayudar a la cocinera a juntar y lavar las tazas porque conseguía otra porción de mazamorra!! Era generalmente nuestro desayuno escolar, y cuando era leche con zucoa, una galleta grande en la que adentro colocaban una porción de dulce de membrillo

Alejandra Villalba Hablar hasta por los codos!!!
Claudia Rosales genial!!!! y en el aula te dejaban hablar?
Alejandra Villalba no siempre. Dependía si la maestra tenía una visión más flexible de la disciplina. Tuve excelentes docentes a excepción de la de 2do grado. Muy estricta e injusta

Victor Sanchez Taller. En primaria carpintería, y en la secundaria ya tenía varios módulos más. Que le voy a hacer, disfruto manejar herramientas.

Mónica Viviana Martínez Los campeonatos de payana. Todos y todas jugábamos, la única manera de tenernos sentados jajajajaj. La hora de gimnasia!!!! Mortal!!

Nora Hilb Dibujo

Maria Fernanda Garcia Riobo Todo!! Amaba ir a la escuela primaria!! Era mi segunda casa!!

Maria NC Trabajar…cuando estaba dentro del sistema.

Angelina Oyarzun Música, plástica y actividades prácticas. Lo demás, nada nada.

Maria Adela Alaniz Jugar a la mancha, al elástico y al poliladron.

Pat Quiros No falté jamás…me gustaba el reencuentro cotidiano con mis compañeras / os…algunos profes que hacían motivadoras las clases…cuando en los actos SIEMPRE me convocaban para actuar o cantar

Angeles Rivas IR A LA BIBLIOTECA Y LEERRR

Virginia Blaistein … Ir a buscar mapas a la Sala de Mapas, las excursiones, las fiestas patrias, el recreo, limpiar el pupitre con limón y gillette, calcar con simulcop.

Krist Bellota Jugar, y hablar hasta por los codos. Mi maestra de 7° me dedicó una foto que nos sacaron juntas: “a mi pequeña charlatana, con mucho cariño”.

Gabriela Hillar Ir a la biblioteca y tomar la merienda de mate cocido y galletitas de agua.

Mati Metola Los días de lluvia. Nos juntaban con todos los que concurrían que éramos pocos, y ZULEMA, la portera, hacía tortafrita y nos convidaban a todos como premio.

Mara Prieto Calcar con simulcop, hacer mapas con tinta china, ir al laboratorio a buscar el esqueleto… (y vestirlo, como travesura, ya en la secundaria ), las charlas cómplices con mis compañeras y amigas, jugar al tutti fruti, la hora de dibujo, las clases de matemática en la secundaria… amaba a las profesoras… me encantaba superarme cada día un poco más en la materia.

Graciela Roca La hora de música y lengua Me encanta ba Siempre me convocaban para cantar y actuar!!!

Maria Isabel Uy….subir el cerro y buscar arañas sentir el aroma de las madre selvas.Deporte , danza y dibujo y tb era de la Cruz roja. Compartir con mis compañeras.
Claudia Rosales qué lindo!!! Dónde era eso??
Maria Isabel Concepción el sur de Chile. Escuela España D 559 en esos años. Todos los lugares son bellos si vemos las maravillas de la naturaleza. Ahora enamorada del norte Tocopilla. Trabajo en una escuela especial con discapacidad múltiple y tengo un hijo que nació con discapacidad múltiple y me ha enseñado en estos años a recordar el disfrutar de las cosas que la rapida vida que vivimos nos hace olvidar a menudo.
Claudia Rosales gracias por compartir esos recuerdos!!!
Maria Isabel de nada igual a ti por generar estos espacios e investigar en educación. Es una ciencia maravillosa, y recuerda siempre que el tiempo es distinto para todos, esa es la mejor inclusión.

Martin Carretero Jugar al voleibol en el recreo !!!!

Adriana Rodriguez Me encantaba ayudar en la biblioteca y ordenar los mapas de la mapoteca. Era divertido!!!!!!

Mónica P. Bos Jugar a la payana, al elàstico, saltar la soga y a policías y ladrones. Recreos maravillosos!

Silvana Turchenici Ir todos los años de excursión a jugar a la Facultad de bioquimica, donde mi mamá era decanaaa. Tubos de ensayo,calentadores, colorantes,jaja

Silvana Turchenici Lectura, dictados, y leer con el libro al revés

Estefania Varga Irme!

Susana Isabel Alfonsin Dibujar, pintar, cantar, charlar, jugar, leer

Andre Y Araceli Las horas de actividades prácticas donde aprender a bordar, tejer, coser, y ahora se lo enseño a mi hija de 8 años …inolvidable esas horas y la manera de enseñar de la seño, te atrapaba…seño Cloty.

Uma Vne Jugar en el recreo

Adela Luna Me encantan tus preguntas!!
Mara Prieto confieso que también amo y espero la pregunta del mes
Claudia Rosales GRACIAS!!!!! A mí me encantan las respuestas y los recuerdos escolares!!!!
Adela Luna de paso, prevención de Alzheimer ya que hurgamos en nuestra mente para encontrar recuerdos.

 

Foto: Diario Infobae

Pajarito remendado

 

Por Karina Echevarría

A partir de 5 años.

Autor: Gustavo Roldán
Ilustradora: María Wernicke
Editorial: Edelvives
Año: 2011
ISBN: 978-987-642-114-0
Cant. de páginas: 40

Pajarito Remendado no tiene problemas con el nombre que le puso la Urraca una tarde con ganas de pelear. Él disfruta ensayando su canto con los demás pájaros en el árbol, hasta que aparece el aguilucho…

Un delicioso cuento con sabor a fábula, de la mano de dos grandes de la palabra y la ilustración.
Para los más chiquitos.

Educación en los pueblos indígenas

 

En el país hay treinta y un pueblos indígenas que hablan catorce lenguas. Si bien el tipo de educación apunta a formar una sociedad más justa, todavía no consigue reconocer y valorar los modelos autóctonos y transmite valores ajenos a las comunidades. Cómo superar las diferencias culturales.

Autoestima baja, repetición, deserción y finalmente, el definitivo abandono de la escuela son las consecuencias previsibles de un sistema educativo que no tiene en cuenta a los niños indígenas.

Educación que incluye la imposición de pautas de “buenas costumbres”, de héroes extraños (incluso figuras que combatieron a sus pueblos, como Julio Argentino Roca) y, para rematar, el dictado de clases en español, idioma que muchos de estos niños no dominan. Ante esa situación se impuso la Educación Intercultural Bilingüe (EIB), una modalidad que incorporó a docentes bilingües que revistan bajo diversas denominaciones, como Profesores o Maestros Interculturales Bilingües, Maestros Especiales para la modalidad Aborigen o Auxiliares Docentes Aborígenes. Dependientes de los ministerios provinciales de educación –aunque los programas jurisdiccionales coordinan tareas con el programa nacional del área–, en general primero hay que declarar a la escuela de modalidad aborigen o indígena, para luego solicitar un maestro o auxiliar bilingüe. “En nuestro país se hablan catorce lenguas indígenas y, según la Encuesta Complementaria de Pueblos Indígenas, somos treinta y un Pueblos.

La Educación Intercultural Bilingüe trata de formar una sociedad más justa para todos los argentinos, incluyendo a los indígenas.

Entrevista a Roxana Soto, Profesora en Matemática y Astronomía, Especialista en Investigación Educativa y en Dirección y Administración Escolar. Realizada por Sergio Chirico

–¿Qué significa para los Pueblos Indígenas la EIB?

–Es el derecho que tenemos a recibir una educación, desde el sistema formal, que contemple como primera lengua a la materna y como segunda a la estándar (español o castellano), en el marco de la interculturalidad. Este derecho está expresado en la nueva Ley de Educación Nacional (26206) y en instrumentos de derecho de carácter internacional, como el Convenio 169 de la OIT.

–¿Cuál es su importancia y necesidad?

–La necesidad de una educación bilingüe, pero además intercultural, radica en que muchos de los niños pertenecientes a pueblos indígenas sólo hablan su lengua materna cuando ingresan al primario, y por lo tanto, la enseñanza-aprendizaje de la lecto-escritura, basada en el español no es adecuada desde el punto de vista pedagógico, ni pertinente desde lo cultural. Lo demuestran los índices de repitencia, sobreedad y deserción educativa de estos niños, presentados por las propias comunidades. Además, es importante para la autoestima de los niños porque al percibir que su lengua se conoce y habla dentro de la escuela, se sienten partícipes de una cultura valorada.

–¿Cómo califica la actual educación bilingüe para lenguas indígenas?

–Respeto mucho a los docentes indígenas por el esfuerzo que les requiere la implementación del bilingüismo en las aulas, la preparación de la tarea pedagógica, la investigación de su propia cultura, el oficiar de traductor de textos de un idioma al otro, tanto para los alumnos indígenas como para el docente si habla sólo español. Pero debo ser crítica en cuanto a la transmisión de modelos culturales, porque son de matriz eurocéntrica. El enfoque del bilingüismo debe ir acompañado de una dimensión educativa intercultural, y de una participación de la comunidad u organización indígena donde se inserta la escuela.

–¿Cuáles son los mayores problemas que enfrentan los chicos indígenas al comenzar una escuela primaria no bilingüe?

–Si los niños indígenas son hablantes de su idioma originario, el primer gran inconveniente es el aprendizaje de la lectoescritura del español, la lengua con la que el docente no bilingüe trabaja en el aula. El segundo inconveniente, ya sea que hablen sólo su lengua o  no, es el terrible choque cultural que padecen por las pautas y valores que intentan transmitirle desde la escuela. No sólo por la disciplina y su concepto de aulas silenciosas y ordenadas, sino también porque se les inculca la idea de ciudadano argentino a través del discurso cotidiano, de los textos escolares, del calendario académico, las efemérides y sus consecuentes actos escolares. El éxito, la individualidad, la competencia, el derecho a las libertades individuales por sobre el derecho consuetudinario, la propiedad individual por sobre la comunitaria, son valores de los que el niño indígena no es conciente, porque en su comunidad no se practican. Y la consecuencia de esta transmisión de valores ajenos a su comunidad de pertenencia es la baja autoestima, la confusión entre ser como la escuela dice o como sostienen su familia y su comunidad. Tomar esta decisión para un niño de seis o siete años es terrible. Y cuando optan por seguir los valores de la comunidad las consecuencias suelen ser la repetición, la deserción, y el abandono escolar definitivo.

–¿Hay docentes indígenas capacitados para elaborar sus propios currículos escolares y evaluar sus resultados?

–Por suerte, cada vez hay más docentes indígenas en todos los niveles: inicial, primario, secundario y terciario. Todos están en condiciones de elaborar y participar en el diseño de un currículo apropiado para los pueblos a los que pertenecen. Además, también son los más indicados para evaluar el proceso de aprendizaje de sus alumnos, porque el concepto de evaluación para una EIB aún no ha sido pensado desde los pedagogos más prestigiosos y nombrados.

–¿Es significativa la presencia de medios de comunicación bilingües?

–No, es ínfima. Y eso representa uno de los mayores desafíos para la EIB. Se sabe la influencia que ejercen los medios de comunicación en la formación de los niños y jóvenes, y la llegada de los mismos a las comunidades es de gran impacto y acelerada. En niños indígenas que viven en poblados semi-urbanos o en ciudades, la cantidad de horas en presencia de los medios es la misma que transcurren en el ámbito escolar. Y es entonces cuando los niños reciben mensajes contradictorios: por un lado la EIB sostiene que todas las culturas tienen conocimientos válidos y considera a la diversidad cultural como un atributo positivo; mientras que por el otro, el mensaje de los medios masivos es un estereotipo de hombre-mujer exitoso/a vinculado sólo al modelo occidental. Y hablo tanto del aspecto cultural como de la fisonomía de las personas, ya que no se contempla en los medios gráficos y los televisivos, la incorporación de los pueblos indígenas. No se trata sólo de que los medios de comunicación  sean bilingües, lo cual es una deuda, sino del mensaje que transmiten, y eso es un desafío a cómo pensamos y queremos que sea la sociedad. El tema de discusión de las próximas agendas políticas, en todos los niveles, es la configuración de un nuevo modelo de ciudadano.

 

 

 

 

LA MUJER QUE MATÓ A LOS PECES

Si buscás un libro tradicional para niños, no es este.

Si buscás un libro sencillo para niños, no es este.

La mujer que mató a los peces es un libro diferente, muy al estilo Clarise.

Autora: Clarise Lispector

Ilustradora: Mariana Ardanaz