COMIENZAN LAS CLASES Y…

 

Se renuevan las esperanzas, las fuerzas, las energías, los deseos.

¿Qué es lo que sucede cuando comienzan las clases?

Las escuelas abren sus puertas. Las aulas se llenan de carteles de BIENVENIDA. Se escuchan:” esperemos que este año……” que se completa según sea dicho por un padre, una madre, estudiantes, docentes, directivos.

Como papás podemos acompañar este año desde una mirada amorosa, preguntando y sabiendo que nuestros niños responderán cuando crean y quieran. Es un espacio que ellos comparten con otras personas, con compañeros de su edad y con otros adultos que no somos nosotros.

La escuela es el primer espacio que las personas tenemos que no es nuestra familia.

Se ponen en juego emociones relacionadas con el compartir y competir.

Compartir los aprendizajes, las tareas, los recreos. Competir por el cariño del docente, por la nota, por la aprobación. Nos guste o no, la escuela sigue funcionando de esa manera.

Como padres estaremos atentos a: cómo va, cómo sale de ella, qué comenta. ¿Tienen ganas de ir? Estaremos atentos a qué necesitan de nosotros en este camino.

Acompañemos el crecimiento de nuestros hijos escuchándolos y estando cerca.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.