ENCENDER EL FUEGO

Por Prof, Lic, Mg. Claudia Rosales

Encender el encender el fuego en estos momentos, todo un desafío cuando no tenemos un aula ni el contacto físico.

¿De qué manera pueden, los maestros, estar cerca de los alumnos?
Volver a tener esa conexión, tan íntima, tan auténtica. A puro coraje.

Estar cerca de nuestros alumnos. Tal vez ya está sucediendo sin haberlo pensado tanto. Maestros corajudos.
Coraje, del latín, “corazón”. Maestros con tanto corazón.

Les dejo algunas ideas, para estar cerca, para encender el fuego, tras haber hablado con muchos docentes:

1️⃣  Te leo. En las tareas, en los desafíos, en lo que relatan los alumnos. Con esa lectura que hacen los maestros, sentida y profunda.

2️⃣  Te escucho. Ese escuchar las palabras y los tonos de voz para saber cómo están.

3️⃣  Te pregunto. A partir de lo que leés y escuchás como docente, aparecen las preguntas para hacerle a tu alumno. Preguntas sobre temas de aprendizaje y preguntas de estados de ánimo, de situaciones especiales.

4️⃣  Te cuento. El relato de del maestro acerca de lo que ve de sus alumnos en sus emociones, de sus actividades privilegiando la motivación y favoreciendo la autoestima.

Y vos, ¿cómo encendés el fuego, maestro corazón?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.