ETIQUETAR A NIÑOS Y NIÑAS. ¿Qué esperan de mí?

¿Qué esperan de mí?

Me siento en una confitería y en la mesa de al lado están tomando el desayuno la abuela con la nieta. La niña tendrá 5 años.
La nieta juega con el celular de la abuela. La abuela hace pregunta que la niña contesta con sí o no mientras sigue jugando.

En un momento determinado, la pregunta de la abuela llama mi atención:
Abuela_ ¿Cómo se llama el nene que el año pasado siempre te pegaba?
Nena- ¿Que me pegaba…..?
Abuela- Sí, Manuela, ¿te acordás que había un nene que te pegaba todo el tiempo?
Nena- Mmmm. No me acuerdo.
Abuela- ¿NO TE ACORDÁS?????
La nieta comienza a pronunciar nombre de varones del jardín, uno tras otro y la abuela va respondiendo: “No, ese no”, sucesivamente.
Abuela- Voy a tener que preguntarle a tu mamá.

Fin de la historia
Todos sabemos (más o menos) la importancia que tiene etiquetar a un niño o a una niña.
Las personas construimos nuestra identidad en un proceso que atraviesa la vida. En la infancia vamos conformando la subjetividad y es de fundamental importancia la mirada de las personas que nos rodean; ellos serán nuestros referentes externos pues nos van mostrando qué es lo que la sociedad espera de nosotros.
Nuestros comportamientos se irán conformando de acuerdo a las expectativas de los que nos rodean especialmente cuando esas personas son importantes para nosotros, cuando tienen valor afectivo como son los vínculos familiares y los vínculos en la escuela. Los adultos colaboramos en la formación de la subjetividad de los niños y vamos ayudando a delinear las personalidades de ellos; algunos adultos con más fuerza que otros porque tienen más llegada a los chicos.

Etiquetar a un niño el “efecto Pygmalion” o profecía autocumplida, lo lleva a comportarse a la manera de lo esperado ya que va asumiendo esos modos y ubicándose en ese rol dentro de un grupo y respondiendo a lo que se espera como estudiante.

Los niños y niñas desarrollan su autoestima en función de eso que esperan de ellos las personas que les rodean, tanto para lo positivo como para lo negativo.
Tengamos cuidado con nuestros niños!!!! Ayudémoslos a crecer de la mejor manera

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.