Problemáticas institucionales, contexto Covid

Problemáticas institucionales, contexto Covid

 

Francisco Ezequiel Berardo Urquiza

Alumno del Profesorado en Ciencias de la Educación

 

Problemática

Los alumnos pertenecientes a las burbujas virtuales se conectan al meet, pero no se quedan en las clases, generando una ruptura en los trayectos didácticos.

 

Desarrollo

En el contexto de aislamiento producto de la pandemia, el instituto puso en praxis una bimodalidad (virtual – presencial) sincrónica, bajo el pedido explícito, de la DGEP, de lograr una práctica educativa lo más parecido a la ex-normalidad presencial.

De esta manera se acondicionaron las aulas para que se puedan dar clases de manera sincrónica a las burbujas presenciales y virtuales a la misma vez (con cámaras y micrófonos para el meet).

En el transcurso del primer bimestre los docentes empezaron a manifestar problemáticas en el desarrollo didáctico de sus clases:

  1. No siempre se cuenta con la conexión necesaria para llevar a cabo la clase virtual, el WIFI se conecta y desconecta porque no soporta la magnitud del uso que se le da. Esto produce que no siempre se pueda compartir pantalla o videos en el meet limitando al azar los recursos didácticos planificados. Cuando no hay conexión de internet las burbujas virtuales se quedan sin clase.
  2. Los dispositivos para visualizar el meet son pequeños y están muy altos, generando, por un lado, que la burbuja presencial no logre ver bien lo que se muestra en ellas, y dolores de cervical a muchos y muchas de los docentes por tener que acercarse y sobre esforzarse para leer los comentarios de los alumnos virtuales en el chat del meet.
  3. Las cámaras no permiten ver bien lo que se escribe en el pizarrón, además de que tienen un delay de 40 segundos lo cual hace muy difícil la comunicación con los participantes del meet. A esto se le suma que el sonido ambiente captado por los micrófonos generan dificultades para entender lo que dice el docente (además de ser incómodo por el ruido que generan).

Estos tres puntos hacen que el acto educativo se relegue a un segundo plano producto de la engorrosidad producida por el formato presentado. Pero el siguiente punto es el que me parece más significativo.

4. Los alumnos se conectan al meet, pero no se quedan en clase, apagan sus micrófonos y cámaras y se van a hacer otras cosas. Esto es producto del hecho de que la burbuja virtual queda relegada a un segundo plano, sumamente pasivo, en donde se aburren y sienten que no aprenden. Los alumnos se dieron cuenta que si llegaban a la clase presencial sin saber los contenidos de la clase anterior (virtual) el docente estaba atado a repetir dichos contenidos para poder avanzar.  Esta semi-deserción produce una ruptura, y por lo tanto, un atraso del trayecto didáctico, de ambas burbujas ya que la que tuvo presencial se le repite la clase y se aburre en el espacio virtual, generando un círculo vicioso de nunca terminar.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.