¿QUÉ FUIMOS APRENDIENDO?

              Por Ruth Harf                                  

 


La escuela es la escuela y la casa es la casa.
No se puede trasladar la escuela de la habitualidad al “hacer escuela” desde la excepcionalidad.
Las propuestas de actividades no siguen la lógica de las actividades propuestas en la habitualidad.
Diferenciar entre “Mandar deberes” y proponer actividades”
o Mandar: es mandato, no propuesta
o Deberes: apunta a lo que debo, sin considerar lo que puedo o lo
que quiero.
Debemos ampliar nuestra idea y caracterización sobre el aprendizaje:
1. Aprendizaje escolar: aprender algo que hasta ahora no se sabía
2. Aprendizaje como transferencia de los aprendizajes: emplear saberes adquiridos a otras situaciones y darse cuenta de ello.
3. Aprendizaje como cuestionamiento de saberes adquiridos: darse cuenta de que en determinadas circunstancias es necesario poner en tela de juicio, cuestionar saberes y darse cuenta de ello.
4. Desaprender para reaprender. Darse cuenta de que saberes tenidos como válidos y pertinentes pueden ser al día de hoy obsoletos, no pertinentes, perimidos, inadecuados.
Debemos entender bien el tema de los vínculos: hoy se destacan, pero siempre existieron. Se hacen visibles. Antes: “me tiene entre ojos” “me hizo odiar u amar una materia o disciplina”. No son vínculos ni de amistad, ni de familia ni de pareja. Los llamamos vínculos pedagógicos o educativos. Su componente principal es: “me preocupo y me ocupo de vos y por vos” “me doy cuenta de que te importo” “valoro tu esfuerzo y compromiso”.
Vínculo pedagógico: no implica ser familia ni terapeutas.
La continuidad pedagógica pone el acento esencialmente en la retención y no tanto en una continuidad curricular. Alumnos que comprenden que vale la pena aprender.
La diversidad está atravesada y compuesta por multiplicidad de variables, muchas ya existentes y ahora más visibles y ampliadas; otras que ahora aparecen con más fuerza.
La excepcionalidad no crea la desigualdad, la hace visible, la fortalece y la amplía.
Aprendizaje de los educadores: cuestionar validez de lo que se ha venido haciendo habitualmente y compararlo con lo que hace en excepcionalidad. Esta comparación implica pensamiento, reflexión y
cuestionamiento. Puede llevar a dejar de lado, conservar, transformar o crear nuevos modos de enseñar.

“Oportunidad” Toda situación puede o no ser oportunidad para que algo nuevo o distinto aparezca o se construya. No depende simplemente de la situación sino de lo que se haga con ella, ante ella, a partir de ella.
Evaluación: no es sólo “saber qué sabe el alumno” o “saber si sabe lo que tiene que saber”. Esencialmente también “la evaluación debe permitir a nuestro alumno aprender, seguir aprendiendo,
reconocer que está aprendiendo y valorar ese aprendizaje”. Importancia de la devolución, la retroalimentación, el feedback.
Evaluación con la mirada puesta en el aprendizaje: en esta etapa de excepcionalidad, los alumnos pueden registrar, darse cuenta del modo cómo resuelven diversidad de situaciones, sean de tinte
escolar o no. En sus vivencias y experiencias, especialmente al darse cuenta y relatarlas, pueden reconocer qué cosas le salieron “bien” o “mal” y por qué. Tratan de resolver variedad de situaciones
y se dan cuenta que para comprenderlas y abordarlas siempre puede haber algo que hay que aprender. Los más grandes captan que no siempre el aprender es para aprobar, sino que su función esencial es
para comprender y resolver variedad de situaciones.
Los alumnos van adquiriendo paulatinamente una mejor visión sobre sus aprendizajes: qué aprendieron, cómo hicieron para aprenderlo: manejo de tiempos espacios, elaboración de estrategias,
reconocimiento de la existencia de divergencias positivas y alternativas posibles, desarrollo del pensamiento crítico. Adquirirá autocontrol y autonomía en la toma de decisiones.
Relación con la metacognición: Posibilidad y capacidad para pensar sobre su propio pensamiento, sobre las estrategias cognitivas elaboradas y utilizadas.
Qué tener en cuenta:
o Pensamiento crítico:.
o Toma de decisiones:.
o Resolución de situaciones problemáticas: buscar opciones diversas y alternativas de resolución.
o Creatividad: multiplicar posibilidades, mirar desde diversas perspectivas y puntos de vista.
Entender los productos como referentes empíricos de los procesos de aprendizaje, a menudo invisibles.
Productos como evidencias de aprendizaje: variados y no únicos. Instrumentos empleados para dar cuenta de esas evidencias: múltiples. 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.